Hepatitis C: Bomba de Tiempo Viral

La Hepatitis C crónica es una enfermedad infecciosa considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), una  ”bomba de tiempo viral”.

Se estima que alrededor de 130-170 millones de personas están infectadas por el virus de la Hepatitis C, correspondiendo al 2-2.5% de la población total mundial. Sólo en la República Dominicana, se estima que el 2.4% de la población sufre de Hepatitis C.

La mayoría de las personas infectadas adquieren la infección a través de transfusiones sanguíneas y por el uso de drogas intravenosa, principalmente. Otras formas de contagio son a través de dispositivos para inhalación de cocaína, tatuajes y piercing; al igual que cuando se comparten artículos personales como cepillos de dientes o afeitadoras.

Las manifestaciones clínicas de la infección por el virus de la Hepatitis C varían según sea en la enfermedad aguda o crónica. La infección aguda es más a menudo asintomática y conduce a una infección crónica en aproximadamente, el 80% de los casos.   Se estima que de las personas infectadas con hepatitis C crónica (HCV), hasta dos tercios desarrollarán enfermedades crónicas del hígado y una de cada cinco desarrollará cirrosis.  Lo anterior puede tener consecuencias severas tanto para los pacientes como para los sistemas de salud pública.

Alrededor de un 30 a 40% de los pacientes con Hepatitis C crónica puede presentar alguna manifestación extra hepática asociada al virus de la Hepatitis C.  Éstas pueden ser: manifestaciones hematológicas, autoinmunes, trastornos dermatológicos, diabetes, etc.

Ante la preocupante diseminación del virus, es preciso extremar las medidas de prevención y aumentar su detección, la cual se realiza mediante un sencillo análisis de sangre.

Para el diagnóstico de la infección crónica por virus de  la Hepatitis C, se utiliza la prueba de  PCR para el virus de la Hepatitis C, en tiempo real  que tiene una sensibilidad de un 99%. Después de diagnosticar la Hepatitis C se debe determinar el genotipo del virus para poder programar el tratamiento adecuado.

Al ser la Hepatitis C una enfermedad curable, la meta principal del tratamiento es lograr una respuesta virológica sostenida (RVS), esto significa que el virus permanece indetectable en la sangre del paciente 6 meses después de haber terminado el tratamiento.

Por tanto se han creado nuevos algoritmos de tratamiento, introducidos recientemente para lograr la curación de los pacientes con Hepatitis C. Dentro de estos nuevos tratamientos se encuentra Telaprevir, un inhibidor de proteasa de acción directa y que aumenta la respuesta virológica en más de un 75% logrando así la cura del paciente. Dicho fármaco ya se encuentra disponible en la República Dominicana a través de la casa farmacéutica Janssen.

Acerca de la autora: La Dra. Torres Cruz realizó sus estudios de Medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en República Dominicana. Se desenvolvió como Jefa de Residentes en el área de Residencia de Medicina Interna ente 2005 y 2008 en el Hospital Dr. Luis E. Aybar; al tiempo que, ejerció el cargo de Jefa de Residentes en el área de Residencia de Gastroenterología.

Sus grandes conocimientos y vital experiencia le permitieron ingresar al área de Hepatología y Trasplante Hepático en el Centro de Gastroenterología Dominico-Japonés en la Ciudad Sanitaria Dr. Luis E. Aybar entre 2008 y 2010.

Posteriormente en el año 2010 se trasladó al Hospital Universitario Puerta del Hierro en Madrid, España, hasta 2012.

En la actualidad es miembro del Departamento de Gastroenterología y de la Unidad de Trasplante Hepático del Hospital General Plaza de la Salud y además es coordinadora de la unidad de hepatología en la Ciudad Sanitaria Luis E. Aybar.

La Dra. Torres ha cursado estudios, cursos y seminarios en diferentes áreas como Hepatología, Virus, Inmunosupresión y Complicaciones Infecciosas en Trasplantes, en Barcelona y Madrid respectivamente.

Sus conocimientos también se expanden a áreas como el manejo de la Hepatitis Crónica por Virus B, Endoscopia Digestiva, Inmunología y Virología en Trasplante.

De igual forma, ha participado de diferentes congresos de relevante importancia con la Asociación Española para el Estudio del Hígado.

Su extenso recorrido profesional la ha llevado a realizar diferentes publicaciones en Revistas de Medicina de gran distribución y del conocimiento general en el mundo de la medicina. Entre sus publicaciones más relevantes están las realizadas en la revista Medicine, con sus artículos sobre Guía Hepatitis B en atención Primaria, Uso de Fibromax en el Diagnóstico No Invasivo de las Hepatitis Crónicas, Pacientes con Cirrosis Hepática con complicaciones, Caso Clínico  entre otras muchas.

 

Share

Reputación para qué?

10906212-positivas-las-palabras-negativas-en-la-imagen-brujula-conceptual

Durante los últimos años la gestión de la reputación corporativa ha cobrado mayor importancia, sin embargo son pocas las empresas que están gestionando formalmente estos procesos, aunque la mayoría ya reconoce que la reputación es un  activo estratégico.

Durante los últimos 10 años hemos visto como grandes corporaciones y personalidades han desaparecido o enfrentado situaciones adversas a causa de problemas asociados a la pérdida de reputación. Enron, Arthur Andersen, WorldCom, Parmalat, BP, Toyota e innumerables bancos en todo el planeta han tenido que enfrentar el riesgo de la pérdida de reputación y han tenido que vivir situaciones de crisis profundas, que han afectado la viabilidad  y continuidad de sus negocios.

Un caso muy interesante nos refiere a la crisis vivida por el reconocido banco británico Barclays y el viraje de timón que su nuevo CEO ha dado para llevar a la organización en la dirección correcta. La crisis se desató a mediados de 2012 cuando Barclays fue multado por los reguladores británicos de Estados Unidos con 290 millones de libras (360 millones de euros) por manipular el Libor y su equivalente europeo Euribor entre 2005 y 2009. Esto generó la dimisión de parte de su cúpula directiva.

El nuevo presidente de Barclays, David Walker, parece haber puesto las cosas en su sitio y sus primeras declaraciones fueron contundentes, demostrando cómo de deben preservar y gestionar los principales activos de un banco.

Walker admitió, ante un grupo de diputados, que hasta ahora los bancos británicos no se han centrado lo suficiente en fomentar una buena cultura interna.  Esta declaración marca un hito en la gestión de los negocios y ubica a  la cultura corporativa como un factor crítico de éxito, poco valorado, pero fundamental en los tiempos por venir.

Como complemento a este primer planteamiento, Walker insistió en que si cualquier persona en Barclays se enfrenta a una decisión en relación a un cliente en la que debe elegir entre beneficio y reputación, está claro dónde debe recaer la prioridad.

La reputación debe ser el motor, dijo Walker, y el beneficio debe ponerse en  un segundo lugar en cualquier decisión.

¿Le suena lógico? A mi parecer sí. Los principales activos de un banco son confianza y reputación. Sin estos un banco jamás podrá progresar, al menos no en el mediano y largo plazo, los beneficios pueden recuperarse pero la pérdida de confianza y reputación  probablemente no.

Por último, estimo importante compartir un dato adicional aportado por Charles Fombrum, fundador  del Reputation Institute.  Después del año 2008, el valor de las empresas que cotizan en bolsa cayó dramáticamente a raíz de la crisis financiera global. A partir del año 2009 se inicia un proceso de recuperación en el valor accionario de estas empresas, pero las compañías reconocidas por su buena reputación, según los principales estudios realizados en la materia a nivel global, lograron un proceso mucho más acelerado y firme de recuperación de valor.

La premisa es que la gestión de reputación y confianza son activos estratégicos que siempre crean valor al negocio.

Este artículo fue escrito por Gustavo Manrique Salas, Socio Director de Stratego y fundador de LaRed, aliado de MG Public Relations.    Inicialmente publicado en el Blog Competitividad Responsable.

Share

Mercadeo basado en Brand Bullying

abercrombie-061113-400x300

Hace algunos años escribí un artículo titulado “el efecto mariposa en las empresas” para explicar cómo la amplificación de pequeñas situaciones pueden aparecer en el comportamiento de un sistema complejo y afectarlo.

Eso es exactamente lo que le pasó a la reconocida marca de ropa Abercrombie & Fitch – A&F. Una  torpe declaración de su CEO Mike Jeffries años atrás, hoy se amplificó y está generando un fuerte rechazo de gran parte de la sociedad.

Jeffries se manifestó en contra de que personas poco atractivas vistan ropa de la marca y dijo que su marca es  absolutamente excluyente y que solo “quiere comercializar a personas geniales y bien parecidas”.  Estas declaraciones han desatado una creciente polémica en los medios de comunicación y al interior de las redes sociales, en donde los usuarios acusan a la marca de políticas discriminatorias.

Para contrarrestar esta crisis Jeffries fijó su posición a través de un comunicado en el cual planteó: “Quiero dirigirme a algunos de mis comentarios que han estado circulando de una entrevista de 2006. Mientras creo que esta frase de hace 7 años es usada fuera de contexto, sinceramente me arrepiento que mi elección de palabras fuera interpretada de una manera que ha causado ofensa. A&F es una marca aspiracional que, como la mayoría de las marcas de ropa, apunta su mercadeo a un segmento particular de consumidores. Como sea, nos preocupamos por las comunidades más amplias en las cuales operamos y estamos fuertemente comprometidos con la diversidad y la inclusión. Contratamos buena gente que comparte esos valores. Estamos completamente en contra de cualquier discriminación, bullying, caracterizaciones despectivas u otras creencias anti-sociales basadas en la raza, género, tipo de cuerpo y otras características individuales”.

Para los usuarios de las redes sociales Jeffreis  no ha sido sacado de contexto, sus palabras son claras y evidencian la mentalidad de la empresa, que es reflejada en la manera en que anuncia su ropa.

El debate sobre si A&F  es una marca excluyente o exclusiva está en el tapete y parece imponerse la primera, ya que su comunicación muchas veces raya en la discriminación y falta de humanismo gracias a la postura de la marca de no aceptar en su círculo de clientes a personas “que no sean cool”.

En este contexto, un grupo de activistas diseñaron la campaña “Fitch The Homeless” y que a través del hashtag #fitchthehomeless ha convocado a los usuarios a recaudar ropa de la marca y repartirla entre las personas de bajos recursos para después compartir su acción en la red social con la intención mostrar su rechazo ante la postura de la marca.

Las señales para llegar a la situación actual son diversas. Por ejemplo, el año 2009 Riam Dean, una británica de 22 años ha denunciado a la compañía Abercrombie & Fitch por discriminación. Resulta que perdió su empleo en la tienda de Londres al mostrar en público la prótesis de su brazo izquierdoel cual perdió en un accidente. Según palabras de la misma, la echaron porque violó la política de imagen de la compañía.

Por su parte, Jes M. Bake, una joven bloggera de Arizona, publicó una carta  en la que asegura que no le sorprenden las declaraciones de Jeffries, pues su plataforma comercial sólo repite lo que muchos dicen y refuerza un sentimiento que millones comparten: “Esa ropa no es ni para gordas ni para chicos que no sean cool”.

Robin Lewis, autor de The New Rules of Retail: Competing in the World’s Toughest Marketplace plantea que Jeffries no quiere que sus clientes potenciales vean a gente que no es tan guapa como ellos portando sus mismas ropas. La gente que las viste debe pensar que son ellos los que pertenecen a los chicos guapos. Por eso mismo, las tallas más grandes han desaparecido de las estanterías en el caso de las mujeres.

Abbercrombie parece estimular el Brand Bullying. En palabras fáciles éste tipo de bullying o acoso hacia alguien sucede cuando una marca popular se vuelve un bien indispensable para ser “aceptado” en un grupo de personas. En pocas palabras, si tienes ese producto, eres bienvenido, y de no ser así, eres excluido.

Así las cosas, las consecuencias del efecto mariposa generado por las declaraciones de Jeffreis en el 2006 y la capacidad de la sociedad de exigir un desempeño socialmente responsable de las marcas, afectando sus intereses comerciales y de imagen están por verse.

Este artículo fue escrito por Gustavo Manrique Salas, Socio Director de Stratego y fundador de LaRed, aliado de MG Public Relations.    Inicialmente publicado en el Blog Competitividad Responsable.

Share